Cómo comprobar la calidad de un aceite vegetal

Cómo comprobar la calidad de un aceite vegetal

En su mayoría, los aceites vegetales están compuestos de ácidos grasos y son esas diferentes moléculas las que le dan a los aceites sus propiedades cosméticas, nutricionales y terapéuticas.

Pero cuidado, ¡quién dice ácidos grasos a menudo dice oxidación! Y en esta misma oxidación se verá afectada la calidad de su aceite, aparte de la elección de la materia prima al principio, por cierto. ¿Cómo elegir aceites vegetales de buena calidad y, sobre todo, cómo conservarlos bien? Aquí lo explicamos todo.

Como se reconoce un aceite vegetal de calidad?

LOS APORTES Y CERTIFICACIONES


Al igual que los aceites esenciales, hay muchas cualidades de los aceites vegetales. Para garantizar la calidad de su aceite vegetal, sólo tiene que prestar atención a algunos puntos:

La mención aceite virgen: esta mención significa que el aceite no ha sido sometido a ningún tratamiento antes o después del prensado, es un aceite puro que simplemente ha sido filtrado para eliminar cualquier posible impureza.

La mención de la primera presión en frío: la primera presión en frío es un método simple y mecánico de extracción donde los frutos y semillas oleaginosas son prensados para extraer el aceite directamente. Es posible realizar la presión calentando la materia prima y presionando varias veces para obtener más aceite, pero la calidad será menor.

Certificaciones BIO: estas certificaciones garantizan que la planta de la que procede el aceite ha sido producida según los principios de la Agricultura Orgánica, y que no hay productos fitosanitarios en ella. Dependiendo de la forma en que se utilice el aceite vegetal, ya sea con fines alimenticios o cosméticos, hay dos tipos de certificación: AB y el cosmos

CONTROL DE CALIDAD


Estas diferentes menciones aseguran que el aceite se ha producido en las mejores condiciones posibles, sin embargo, al igual que los aceites esenciales, los aceites vegetales son productos naturales y su calidad final depende inicialmente de las materias primas seleccionadas.

En efecto, si la materia prima es de mala calidad, el producto terminado también será de mala calidad, independientemente de las habilidades del procesador. Y para asegurarse de que un aceite contiene todas las moléculas que busca, sólo hay una solución: ¡análisis cromatográfico! Es la única manera de averiguar con precisión qué moléculas están presentes en el aceite y en qué proporción.

Por eso la composición de los aceites se analiza cuidadosamente para asegurar la mejor calidad posible. Como pequeña sutileza para los macerados en aceite, es importante comprobar tanto el origen biológico del aceite portador, a menudo el aceite de girasol, como el origen de la planta utilizada en la maceración.

Es bueno saberlo

Es posible ver el tocoferol mencionado en la lista de ingredientes en la etiqueta de algunos aceites vegetales. Este es en realidad el otro nombre de la vitamina E, que es un antioxidante. A menudo se añade a los aceites vegetales o macerados oleosos más sensibles a la oxidación, para aumentar su estabilidad y así mantenerlos más tiempo.

¿Cómo conservar los aceites vegetales?

Mientras que los aceites esenciales son productos más bien estables que pueden conservarse durante varios años a temperatura ambiente, los aceites vegetales son menos estables y envejecen más rápido debido a su composición de ácidos grasos.

La oxidación de los aceites vegetales


Los aceites vegetales suelen definirse por su potencial oxidativo, que es una degradación de los ácidos grasos que componen el aceite y, por lo tanto, altera la calidad del aceite. Esta oxidación puede ser causada por varios factores:

Oxígeno en el aire: un aceite en contacto con el aire puede a largo plazo alterar la estructura molecular de los ácidos grasos y así cambiar la estructura del aceite. Este fenómeno de alteración del aceite, se explica por la fijación de los átomos de oxígeno en las funciones del ácido carboxílico del ácido graso.

Luz: Los rayos UV son factores que degradan los enlaces entre los átomos que forman los ácidos grasos. Por lo tanto, una exposición excesiva a la luz puede provocar la formación de radicales libres y mutaciones que alteren la calidad del aceite.

Interacciones con el contenedor: los envases metálicos, como el hierro o el cobre, pueden reaccionar con el contenido y liberar moléculas que degradan el aceite.

Calor: se sabe que el calor actúa como catalizador en estas reacciones, es decir, que promoverá la desnaturalización de los ácidos grasos y, por tanto, conducirá a la oxidación del aceite. Aunque algunos aceites son menos sensibles al calor que otros, es importante mantenerlos en un lugar fresco.

Por consiguiente, estos factores pueden favorecer la oxidación de los aceites y, en consecuencia, provocar reacciones alérgicas, espinillas (porque un aceite oxidado se vuelve muy comedogénico) y un olor rancio cuando se utiliza.

Por lo tanto, es importante mantener los aceites alejados del calor y la luz, pero también en un lugar fresco y seco para evitar cualquier contaminación de microorganismos y en un recipiente adecuado! Un aceite virgen extraído por primera presión en frío es más rico y, por lo tanto, tenderá a degradarse con mayor rapidez que los aceites minerales. Por eso es esencial cuidar la conservación de sus aceites vegetales.

A continuación se presentan algunos ejemplos de aceites vegetales clasificados según su estabilidad a la oxidación:

  • Excelente: Aceite de coco, aceite de jojoba o aceite de sésamo.
  • Bueno: Aceite de albaricoque, aceite de argán o aceite de almendra dulce
  • Sensible o muy sensible: Aceite de árnica macerado, aceite de borraja o aceite de germen de trigo.

Lo correcto es:

Para tener la mejor posibilidad de éxito y utilizar sus aceites el mayor tiempo posible, siempre mantenga en un frasco cerrado, lejos de la luz. Limpie bien el cuello de la botella después de cada uso para evitar la contaminación y la oxidación. y preferir los recipientes de tamaño adecuado: mientras más contacto tenga el aceite con el aire, más rápido se oxidará.

Si aun no conoces el «aceite vegetal pracaxi» te invito a conocerlo entres sus propiedades puedes encontrar, ayuda para tu cabello y cuidado de tu piel.

Deja una respuesta