Aceite vegetal de brócoli: beneficios y usos en cosmética natural

Aceite vegetal de brócoli: beneficios y usos en cosmética natural

El brócoli es nativo de Italia, donde su especie fue creada por los romanos a partir de otro tipo de col silvestre. De sus semillas se obtiene un aceite vegetal después del prensado en frío. Tengan cuidado, este aceite vegetal no se ingiere pero tiene muchos beneficios para la piel y el cabello. Naturalmente, podrá usarlo en la piel seca o en el pelo rizado y crespo, que es difícil de domar. Nombre en latín: Brassica cretica Lam. Parte utilizada: semillas (primera presión en frío).

Propiedades principales

  • Nutritivo, emoliente, hidratante: gracias a su riqueza en ácidos grasos, el aceite vegetal de brócoli mantiene una hidratación perfecta de la piel y el cabello. Su composición le permite nutrir la piel y el cabello para un efecto brillante y envolvente.
  • Efecto suavizante y acondicionador del cabello: El aceite vegetal de brócoli tiene un efecto suavizante y de recubrimiento comparable al de las siliconas. Además de nutrir el cabello, el aceite de brócoli facilita el cepillado y el desenredado del cabello mientras actúa sobre el frizz, el cabello rebelde y revoltoso.
  • Regenerador, antioxidante: El aceite vegetal de brócoli es rico en vitaminas, lo que le otorga unas propiedades antioxidantes y reconstructivas para la piel muy interesantes. De este modo, permitirá combatir el envejecimiento de la piel y las primeras arrugas que aparecen.

Características y composición

Las Características Cosméticas

  • Tipo de piel: piel seca y/o madura
  • Tipo de cabello: todo tipo de cabello, rizado, quebradizo, seco.

Características organolépticas

  • Apariencia: líquido aceitoso ligeramente viscoso
  • Color: amarillo dorado
  • Olor: un olor atípico, a repollo.
  • Tacto: muy grasoso

Características botánicas

Familia botánica: Brassicaceae
Origen : Italia
Parte utilizada: semillas
Proceso de obtención: primera presión en frío
Nombre en latín: Brassica cretica Lam.

Precauciones de uso

  • Tenga cuidado, al contrario de lo que se podría pensar, el aceite de brócoli no es comestible debido a su rica composición de ácido erúcico.
  • El aceite de las semillas de brócoli no es recomendable para las mujeres embarazadas y lactantes. Asimismo, está prohibido para los niños menores de 6 años.

Para la piel seca, con tendencia al enrojecimiento

El aceite vegetal de brócoli es especialmente adecuado para la piel seca o con tendencia al enrojecimiento. Es rico en ácidos grasos insaturados y esenciales que proporcionan cuidado y protección a la piel. Este aceite vegetal es bastante denso, mantiene la piel bien hidratada gracias a su acción humectante. Su combinación con otro aceite vegetal más ligero es ideal, por ejemplo la semilla de frambuesa. Esto también ayudará a camuflar un poco su olor a col. No es conveniente para la piel grasa. Sin embargo, es muy adecuado para las condiciones inflamatorias de la piel, el eczema y la psoriasis. Tiene una textura especial que también es adecuada para los labios agrietados.

  • Modo de empleo: masajear unas gotas de aceite de brócoli sobre la piel por la mañana y por la noche.
  • Otros aceites vegetales adecuados: En caso de piel seca, el aceite vegetal de semilla de frambuesa es muy nutritivo, al igual que el Baobab o la manteca de karité.

Para la piel madura

El aceite de brócoli contiene principalmente ácidos grasos monoinsaturados, ácido erúcico, ácido oleico, pero también vitaminas. Su acción nutritiva y humectante será interesante para reducir el envejecimiento de la piel manteniéndola siempre hidratada. Las vitaminas que contiene contribuyen a la eliminación de los radicales libres que pueden contribuir a la aparición de arrugas. La vitamina C, por ejemplo, es un importante antioxidante que protege las células. Además, una de sus principales funciones es contribuir a la producción de colágeno, una proteína esencial para el desarrollo del tejido cutáneo, entre otras.

  • Modo de empleo: masajear unas gotas de aceite de brócoli por la mañana y por la noche sobre la piel adulta o para prevenir la aparición de arrugas.
  • Aceites esenciales complementarios: contra las arrugas y para prevenir el envejecimiento de la piel, puede añadir unas gotas de aceite esencial de rosas de geranio, de helio italiano o de lavanda fina al aceite de brócoli para aumentar su eficacia.
  • Otros aceites vegetales adecuados: También se pueden utilizar otros aceites vegetales para evitar las arrugas como el cáñamo, el albaricoque, la rosa mosqueta o la higo chumbo.

Para el cabello quebradizo, seco y dañado

Gracias a su alto contenido en ácido erúcico, el aceite de brócoli da al cabello un brillo increíble. Es un aceite de referencia para nuestra fabulosa melena, ya que a menudo se describe como un acondicionador con efectos comparables a los de las siliconas, pero sin sus efectos indeseables (pelo encrespado). Por lo tanto, el aceite de brócoli puede utilizarse como mascarilla antes o después del champú e incluso puede incluirse en la composición de sus productos de cuidado de la ropa. Gracias a ello, el cabello recupera la suavidad, la hidratación y la nutrición. Por lo tanto, es ideal para el cabello quebradizo, seco o dañado. De la misma manera, el aceite de brócoli será útil para reducir la pérdida de cabello, fortaleciendolo.

  • Modo de empleo: aplicar como mascarilla antes del champú en las puntas y el largo aceite de brócoli. Dejar actuar durante varias horas o incluso una noche entera y luego el champú. También es posible utilizar unas pocas gotas de aceite vegetal como cuidado después del champú.
  • Aceites esenciales adecuados: El aceite esencial de Ylang Ylang completo se utiliza a menudo en los productos de cuidado del cabello en un porcentaje del 1%. Además de proporcionar un olor muy agradable, regula la secreción de sebo mientras limpia el cabello. Se utiliza especialmente para luchar contra la pérdida de cabello y el cabello quebradizo.
  • Otros aceites vegetales adecuados: es posible combinar el brócoli con otros aceites vegetales nutritivos para el cabello como el karité o la jojoba.

Para el cabello crespo, rizado y ondulado

Es de nuevo la riqueza en ácidos grasos y la del ácido erúcico, un ácido graso insaturado muy especial que ayuda a reparar la estructura del cabello. Esta composición es por lo tanto adecuada para el cabello rizado, ondulado y crespo. El aceite de brócoli ayuda a mantener el cabello evitando el frizz. Además de proporcionar cuidado y nutrición, el aceite de brócoli reduce el efecto estático que a veces se observa en el cabello, también facilita el desenredado mientras que aporta brillo y suavidad al cabello en su conjunto.

aceite de brócoli
  • Modo de empleo: aplicar como mascarilla antes de lavar con champú el aceite de brócoli en las puntas y los largos. Dejar actuar durante varias horas o incluso durante la noche y luego lavar con champú. También es posible utilizar unas pocas gotas de aceite vegetal como cuidado después del champú.
  • Otros aceites vegetales adecuados: es posible combinar el brócoli con otros aceites vegetales nutritivos para el cabello como el karité o la jojoba.

Para el cabello fino

El aceite de brócoli y su composición de ácidos grasos insaturados, especialmente el ácido erúcico, proporciona un efecto suavizante pero también estructurante al rellenar los huecos del cabello. El cabello fino ganará volumen. El aceite de brócoli puede ser usado en este caso como producto de cuidado antes o incluso después del champú.

  • Modo de aplicación: aplicar aceite de brócoli como mascarilla antes de aplicar el champú en las puntas y longitudes del cabello. Dejar actuar durante varias horas o incluso durante la noche y luego lavar con champú. También es posible utilizar unas pocas gotas de aceite vegetal como cuidado después del champú.
  • Otros aceites vegetales adecuados: es posible combinar el brócoli con otros aceites vegetales nutritivos para el cabello como el karité o la jojoba.

Para el cuidado de las uñas

El ácido erúcico y sus amigos los otros omega 9 pero también 6 y 3 permiten nutrir las uñas en profundidad: son más gruesas y brillantes, menos quebradizas y suaves, y las cutículas son más flexibles y fáciles de volver a crecer. El aceite de brócoli tiene una textura algo viscosa que es muy útil en este caso, su acción suavizante

  • Modo de empleo: aplicar de 1 a 2 gotas de aceite de brócoli en cada uña, luego masajear hasta que penetre. Empezar de nuevo 2 o 3 veces por semana para una mejor efectividad.
  • Otros aceites vegetales adecuados: Los aceites de grosella negra, camelia o ricino también son conocidos por fortalecer las uñas.

El ácido erúcico en los aceites vegetales

El ácido erúcico es un ácido graso monoinsaturado de cadena larga (C22:1). Se encuentra en las semillas de plantas de la familia de las Brassicaceae, como la colza, la mostaza, pero también en el brócoli, utilizado para obtener un aceite vegetal. En estos aceites, el ácido erúcico representa alrededor del 40 al 50% del total de los ácidos grasos. El ácido erúcico tiene muchos intereses, se utiliza por sus propiedades emolientes en los productos cosméticos pero también en la industria de los detergentes por su efecto antiespumante.

Sin embargo, en la Unión Europea, el contenido de ácido erúcico de los aceites destinados al consumo humano se limita al 5% del contenido total de ácidos grasos en la fase grasa, según la reglamentación vigente desde el 1º de julio de 1979 (Directiva 76/621/CEE del Consejo, de 20 de julio de 1976). Al parecer, puede representar un riesgo a largo plazo, en particular para los niños pequeños, que pueden consumir en exceso. Los estudios realizados en el decenio de 1960 en ratas en particular revelaron problemas cardíacos tras la absorción a largo plazo de este ácido graso. La ingesta diaria tolerable se fijó entonces en 7 mg/kg de peso corporal.

Pero regularmente consumimos productos hechos de semillas de mostaza o colza, ¿vas a decirme? En el caso de estos productos destinados a la alimentación, las concentraciones de ácido erúcico deben ser estrictamente inferiores al 0,5%, por lo que estos cultivos están controlados y se han realizado selecciones de variedades para obtener aceites con poco o ningún ácido erúcico. Este es el caso de la colza ’00’ cultivada en Europa. Los otros tipos de cultivos ricos en ácido erúcico se destinan a usos industriales.

Deja una respuesta