10 exfoliantes caseros para el rostro lo podemos probar?

10 exfoliantes caseros para el rostro lo podemos probar?

Nunca podremos decir lo suficiente, exfoliar regularmente nuestra piel nos permite eliminar las células muertas, refinar la textura de nuestra piel, aclarar la tez, activar la microcirculación sanguínea, renovar nuestras células.

Para encontrar una piel muy suave, le propongo hoy 10 recetas de exfoliación, que puede hacer usted mismo, en su casa! Es fácil, económico, sin riesgos (sin productos industriales, conservantes u otras fragancias alergénicas) y muy divertido!

Sí, sí, lo sé, me lo agradecerás después…

Cómo hacer una exfoliación exitosa

  1. Desmaquillar (con aceite)
  2. Tomamos un baño de vapor de 10 minutos (opcional pero ideal para abrir los poros).
  3. Lávese bien las manos antes de aplicar el exfoliante.
  4. Preferimos productos orgánicos (sin químicos), un recipiente de vidrio y un utensilio de madera para hacer la mezcla.
  5. Aplicar en la cara con pequeños movimientos circulares sin presionar ni exagerar, con el riesgo de irritar la piel.
  6. Evite el área de los ojos y la boca.
  7. Enjuague con agua tibia y termine con agua fría (para cerrar los poros).
  8. Hidratamos nuestra piel
  9. No se abusa del lavado: uno por semana como máximo.
  10. Amamos el resultado..

¿Listo? Aquí vamos.

Exfoliación general

Ingredientes:

  • Una cucharada de azúcar muy fina
  • Una cucharada de aceite vegetal (oliva, avellana, macadamia, coco…)
  • Unas gotas de limón

El azúcar garantiza una exfoliación a la piel mediante una acción mecánica: gracias al frotamiento, los granos de azúcar eliminan las impurezas, eliminan las células muertas y suavizan la piel. Ten cuidado, cuanto más grandes sean los granos de azúcar, más agresiva será la exfoliación. Si sientes que la receta «raspa» demasiado, sustituye el azúcar por polvo de almendra.
El aceite vegetal nutrirá la piel (el aceite vegetal no le dará granos) y el limón tendrá una acción aclaradora.
Este exfoliante no está recomendada para la piel sensible y propensa al acné.

Exfoliante para la piel propensa al acné

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de miel líquida
  • Una cucharada de limón

No hay medidas automáticas aquí. Como la piel con acné es particularmente sensible y maltratada, no hay que frotarla. Por lo tanto, la preparación se deja en la cara durante ¼ de hora. La miel tiene una acción hidratante y anti bacteriana en la piel. El limón es antiséptico y limpiará la piel.

Exfoliante purificante

Ingredientes:

  • 1 cucharada de Rhassoul
  • 2 cucharadas de agua floral (Árbol de té, salvia, geranio, lavanda…)

El Rhassoul es un ingrediente esencial de la belleza en el Medio Oriente. Limpia la piel absorbiendo suavemente las impurezas y las grasas. No irrita las glándulas sebáceas y por lo tanto no ataca la piel, que se defiende produciendo «grasa». Combinado con agua floral purificante, este exfoliante limpiará suavemente su piel. Masajear bien sin frotar para obtener un resultado ideal.

Exfoliante nutritivo

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de yogur (idealmente de oveja, cabra o soja)
  • 1 cucharada de miel líquida

El yogur contiene ácido láctico que proporciona una buena hidratación y elimina las células muertas. Muy suave y nutritivo, este exfoliante para exfoliar la cara, restaurando y nutriendo la piel seca. Aplíquese en la cara y déjela puesta hasta que sienta que la mascarilla se seca. Masajea suavemente, enjuaga y disfruta de una piel suave sin tirantez.

Exfoliante anti-edad

Ingredientes:

  • 3 cuadrados de chocolate negro
  • 1 cucharada de harina de almendra
  • 1 cucharada de agua mineral

El chocolate, un poderoso antioxidante, ayuda a la piel a recuperar su elasticidad, la suaviza y la protege. Derretir los cuadrados de chocolate negro con agua en una cacerola, añadir la harina de almendras y dejar enfriar antes de aplicar.

Exfoliante para los puntos negros

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de bicarbonato de sodio
  • 1 cucharada de agua mineral o hidrolato (lavanda, hamamelis, árbol de té…)

El bicarbonato de sodio tiene muchas propiedades para la piel: balance del PH, antiséptico, antiinflamatorio, regulador de la grasa. Cuidado con la piel sensible y propensa al acné, ya que su efecto de secado puede irritar estas pieles frágiles. hacemos una exfoliación con un masaje ligero por lo menos una vez a la semana

Exfoliación estimulante

Ingredientes:

  • 1 cucharadita de sal marina fina
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra fino

Mediante una acción automática, la sal exfoliaría la cara. Pero eso no! Contiene muchos minerales excelentes para nuestra piel: potasio, yodo, calcio, hierro, zinc… Combinado con el aceite de oliva con propiedades anti-envejecimiento y nutritivas gracias a su contenido en vitamina E y polifenoles, este exfoliante regenerará las células, y tonificará, protegerá y suavizará la piel.

Exfoliante de drenaje

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de café molido
  • 2 cucharadas de aceite vegetal (Calophylla Inophyle, mostaza, macadamia, arándano…)
  • 1 cucharada de miel
exfoliante caseros muy fácil de preparar

¡Sorpresa! Podrás reciclar tus granos de café para hacer una exfoliación rica en vitaminas y antioxidantes. La cafeína ayuda a descongestionar los tejidos y estimula el drenaje de la piel. Combinado con aceites vegetales que activan la microcirculación y la miel curativa, su piel recuperará su brillo.
También puedes usar aceite de almendra dulce o de oliva vegetal para reforzar la hidratación.

Exfoliante brillante

Ingredientes:

  • ½ limón
limón para un exfoliante brillante

Los ácidos frutales que contiene el limón actúan de una forma natural en la piel. Es un simple y rápido exfoliante para reducir las manchas pigmentarias, las cicatrices de acné, los poros dilatados… El limón es rico en ácido cítrico y aromatizantes, por lo tanto es ideal para purificar e iluminar la tez. Corta el limón en rodajas con las que te darás un masaje en la cara, evitando el contorno de los ojos. Luego enjuague con agua tibia.
Esta mascarilla no está recomendada para pieles sensibles ya que puede ser irritante.

Exfoliante hidratante

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de miel líquida
  • 1 cucharada de sémola (fina)
usa miel para un buen exfoliante casero

La miel es rica en potasio y vitamina B, es un hidratante ideal para la piel seca y sensible. La fructosa y la glucosa que contiene fijan las moléculas de agua en la piel, haciéndola particularmente suave y profundamente nutrida. La fina sémola permitirá la exfoliación por acción mecánica para hacer que los ingredientes activos de la miel penetren en la piel.

Aqui le dejo una receta de Maria Marin para que aprovechen los resto de café

https://www.instagram.com/tv/CFaml8lAvT1/?utm_source=ig_web_copy_link

A continuación te dejare otros 10 exfoliantes caseros, que puedes preparar en casa muy fáciles

Deja una respuesta